Friday, October 17, 2008

Kenya.

Tomo un Kenya que me regalo el tostador de hace unos días, en french press.
Integramente delicioso; De principio a fin y de caliente a frío. El café recien molido y seco huele a palomitas de caramelo y preparado con agua a 200fareneheit sabe acidulado como una manzana verde y se siente sobre la lengua un cuerpo mediano y aterciopelado. No un acabado largo como un tradicional Kenya si no mediano pero dejando al retrogusto un perfume persistente en el paladar junto con un gusto ácido y jugoso. En la parte de atras de la lengua, deja acidulado como cuando tomas un limón que te has estado saboreando, literalmente te hace agua la boca.

Muy muy especial, creo que venderé esto, benditas sean las muestras y bendita sea la capacidad de asombro. Me gusta cuando estiras tu consciencia gustativa a terrenos que no conocías, te marcas (arruinas) para siempre.

1 Comments:

Blogger Hache said...

Oh, sí, el señor Kenya. Olores cautivadores. Es una ceremonia para el olfato.
Mucho gusto.

10:53 AM  

Post a Comment

<< Home

website hits